Noticias del Observatorio de la Igualdad y el empleo

ONU Mujeres Op-ed: Todos los países del G7 deberían tener políticas exteriores feministas

2 septiembre, 2019 Empleo

(Traducido del ingles)

Nosotras y nosotros, miembros del Consejo Asesor en Igualdad de Género del G7 urgimos a los países a deshacerse de las leyes arcaicas y discriminatorias y promover el empoderamiento.

Fecha: Viernes, 23 de agosto de 2019

Originalmente publicado en The Guardian

Por Phumzile Mlambo-Ngcuka, Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo de ONU Mujeres; Emma Watson, actríz and Embajadora de buena voluntad de ONU Mujeres; Katja Iversen, Presidente/CEO de Women Deliver; y Michael Kaufman, Co-fundador de la White Ribbon Campaign.

La gran tenacidad de las mujeres alzando su voz y organizándose para un cambio fundamental ha sido, y seguirá siendo, la fuerza impulsora para poder lograr los derechos de las mujeres y un mundo con igualdad de género. Sin embargo, no podemos ignorar el papel fundamental que pueden desempeñar los gobiernos para promover o frustrar el cambio.

Es por eso que las y los cuatro aceptamos la invitación del presidente francés Emmanuel Macron a unirnos a 32 compañeras y compañeros para formar un Consejo Asesor de Igualdad de Género del G7. El domingo presentaremos la culminación de nuestro trabajo; un paquete de leyes recomendadas centradas en acabar con la violencia de género; asegurar una salud y educación inclusivas, equitativas y de calidad; promoviendo el empoderamiento económico de las mujeres; y lucha contra la discriminación, garantizando la plena igualdad de género en las políticas y en la vida pública. En cada área, señalamos leyes de todo el mundo que ilustran el tipo de acción que los países deberían tomar.

La mayoría de los países, incluido el G7, todavía tienen leyes discriminatorias que violan los derechos de las niñas y las mujeres. Casi el 40 por ciento tiene, al menos, una restricción sobre los derechos de las mujeres a la propiedad. Las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres para conseguir un trabajo o ejercer un oficio o profesión en 18 países o para obtener una tarjeta de identificación nacional en 11 países. A estas leyes arcaicas se agregan las más recientes que restringen la autonomía corporal de las mujeres y niegan los derechos sexuales y reproductivos.

Por otro lado, hay cientos de buenas leyes que abordan cuestiones críticas e impulsan el progreso. Por ejemplo, Dinamarca tiene una nueva ley sobre acoso cibernético, Islandia tiene las leyes de igualdad salarial más fuertes del mundo y Marruecos está institucionalizando la igualdad de género en todos los procesos presupuestarios.

Nuestras recomendaciones se incluirán en el llamado del presidente Macron a los líderes mundiales para que abandonen las leyes discriminatorias y promulguen reformas legales que aceleren el progreso para las niñas, las mujeres y la igualdad de género. Alentamos no solo al G7, sino a todos los gobiernos a unirse a lo que Francia llama «la Asociación Biarritz» y adherirse a los acuerdos internacionales relacionados con los derechos de las mujeres.

Si bien la reforma legal es absolutamente necesaria, está lejos de ser suficiente. Un compromiso del G7 significa poco si los presupuestos nacionales no reflejan estas prioridades. Se necesita una inversión masiva para que el rendimiento sea considerable. Si las mujeres participaran en los mercados laborales de manera idéntica a los hombres, podría agregar hasta $ 28 billones (£ 23 billones) – 26 por ciento – a la economía global, según el Instituto Global McKinsey.

Junto con los grupos de la sociedad civil, alentamos a cada país del G7 a tener una política exterior feminista y para el 2025 a mejorar significativamente la ayuda para promover los derechos de las mujeres y la igualdad de género. Pero nada de esto sucederá a menos que los países financien adecuadamente a las organizaciones independientes dirigidas por mujeres y dirigidas por mujeres que hacen que los legisladores rindan cuentas de sus compromisos.

También es fundamental que los gobiernos establezcan mecanismos de monitoreo y evaluación para medir el progreso y ayudar a otros países a saber qué reformas legales son posibles, exitosas y necesarias. Es por eso que nuestro consejo ha elaborado un marco de responsabilidad.

Y para lograr el éxito, los países tendrán que ir más allá de las leyes a la gama completa de políticas y programas gubernamentales que apoyan las necesidades de las niñas y las mujeres y romper las normas de género anticuadas. Por ejemplo, proporcionar cuidado infantil y permiso parental accesible y asequible, incluido el permiso no transferible para padres, fomenta y permite la redistribución o la distribución equitativa del trabajo de cuidado en el hogar.

Las personas que participan en el Consejo Asesor de Igualdad de Género del G7 son activistas y defensoras y defensores de 23 países diferentes. Somos líderes de la sociedad civil y empresarial, profesionales del sector de la medicina, de la abogacia y de la actuación, artistas y embajadoras y embajadores, líderes de la ONU y con galardones como el Premio Nobel. Nos basamos en los esfuerzos de nuestras diversas redes y asociaciones, y en las recomendaciones que se desarrollan para la presidencia G7 del primer ministro canadiense Justin Trudeau el año pasado bajo el lema de «Hacer historia de desigualdad de género».

Tenemos muchas perspectivas diferentes y antecedentes variados, pero nos mantenemos en unidad porque sabemos que esto es cierto: un mundo con igualdad de género es más saludable, más rico, más productivo y más pacífico.

Ha llegado el momento de un mundo con igualdad de género. Ningún país ha alcanzado la igualdad de género todavía. Pero en todo el mundo, las personas están asumiendo la causa de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres a través de movimientos de base y globales, en sus lugares de trabajo, comunidades y en el hogar. Las y los líderes de los países del G7 tienen el poder de liderar el camino. Les instamos a usar ese poder para bien.

Fuente original de la noticia en ingles: Enlace

Si te interesa este contenido, ¡compártelo!


Etiquetas